¡AVISO!

Antes de que empecéis a leer, quiero advertiros que aunque me he intentado basar en Up All Night Tour, algunas cosas inevitablemente estarán mal ubicadas en el tiempo o habrán sido omitidos algunos conciertos que no he encontrado hasta después de escribir la historia.
Espero que me perdonéis, pero a falta de información he mezclado un poco las líneas temporales.
Aún así no dejéis de leer, por nada del mundo, y comentad
Gracias x

Capítulo 36: El Cumpleaños de Zayn


A la mañana siguiente me salté el entrenamiento matutino y desperté a Paul y al resto de los chicos menos a Zayn en silencio. Paul y Liam empezaron a adornar el autobús mientras Niall y yo llenábamos boles con snacks, patatas y palomitas, Harry colocaba los regalos en la mesa de los asiento y Louis vigilaba que Zayn no se despertara. Cuando terminamos de preparar las cosas del cumpleaños empezamos a preparar el desayuno ya que ninguno de nosotros había desayunado todavía y Niall se comía dos palomitas cada vez que podía.
- Se ha despertado – dijo Louis corriendo con una sonrisa hacia nosotros – venga, preparaos
Nos pusimos todos en fila, tapando los regalos y lo que habíamos preparado para el cumpleaños. Zayn se levantó y nos vio a todos sonriendo e intentando tapar cualquier hueco entre nosotros.
- Buenos días – se quedó mirándonos un rato y después añadió - ¿Ocurre algo?
- ¡Feliz Cumpleaños! – gritamos todos a la vez
Nos apartamos y vio los regalos y todas las guirnaldas y boles llenos de comida qu habíamos preparado por su cumpleaños. Empezó a reírse y después mantuvo la sonrisa mientras le felicitábamos uno a uno.
Nos pusimos a desayunar todos juntos, bastante apretados, y a la mitad del desayuno alguien llamó a la puerta. Me levanté para abrir y vi a Parker con la familia de Zayn, tal y como habían planeado él y Paul
- Pasad – me aparté y dejé que entraran – estamos terminando de desayunar
En cuanto Zayn vio a sus padres y a sus hermanos se levantó y empezó a abrazarlos a todos con mucha alegría. Inmediatamente su madre le hizo sentarse y terminar el desayuno con nosotros.
Recogimos el desayuno con rapidez y empezamos a celebrar el cumpleaños de Zayn al completo. Nos pusimos conos en la cabeza y collares de flores de papel. El autobús estaba repleto, a penas cabía nadie más cuando quisimos abrir los regalos.
- ¿Vas a abrir ahora los regalos? – dijo uno de los hermanos de Zayn – quiero que veas el mío
- Está bien – dijo Zayn sonriendo – vamos al salón de atrás… espero que quepamos todos
Mientras el resto cogían los regalos, Niall y yo apartamos la mesa contra la pared de la televisión y colocamos el trípode con una cámara que grabaría el momento. Zayn se sentó en medio, con su madre y sus cinco hermanos a la izquierda (ya que su padre no había podido venir) y a nosotros cinco (Paul y Parker se quedaron en la puerta) a la derecha.
Primero dejamos que abriese los regalos de su familia porque hacía más tiempo que no les veía. Principalmente le regalaron ropa como pantalones, camisetas y una chaqueta de cuero, aunque también un álbum de fotos de él y sus hermanos y anotaciones de la familia.
Cuando nos tocó a nosotros empezó Paul, que le regaló una almohada de viaje, después Niall con un equipo de baloncesto de los Lakers, Louis con pantalones y camisa a juego, Liam con un reloj, Harry con unas camisas y yo con una visera, unas gafas que habían captado su atención en una tienda de Londres y unos cascos.
Dejamos que guardara los regalos y después nos fuimos todos caminando hasta un restaurante no muy lejano a donde estaba estacionado el bus de la gira, para comer todos juntos. Allí nos encontramos con Perrie, a la que yo había llamado día antes para que hiciese un hueco en su agenda y viniera a comer con nosotros
- ¡Ari! – me llamó con un brazo en alto cuando llegamos – aquí
- Perrie – me acerqué a ella y nos saludamos con dos besos en las mejillas – me alegro de que al final hayas podido venir
- Si – sonrió – gracias por llamar
- De nada
- Espera – Zayn estaba detrás de mi y se adelantó para abrazar a Perrie antes de añadir - ¿Tu la has traído aquí?
- No, yo no – sonreí – ha venido en coche, yo solo la llamé para que viniera
- Tienes la mejor guardaespaldas del mundo Zayn – dijo Perrie besándolo en la mejilla - ¿lo sabías?
- Y la mejor amiga también – hicimos nuestro saludo de manos y sonrió – gracias
- De nada
Sonreí y entramos en el restaurante. Estuvimos allí toda la comida y la mitad de la tarde porque había muchísimas cosas que contar y de las que reírse. Entre plato y plato, e incluso entre vaso y vaso de agua empezábamos a contar anécdotas de Zayn en la gira o sus padres contaban anécdotas de él cuando era pequeño

Al final de la tarde, cuando apenas lucía el sol, fue hora de que todos se despidieran de Perrie y de la familia de Zayn que cogería un tren de vuelta a Bradford. Las despedidas duraron alrededor de media hora y después cada uno fue por su lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada